.

.

.

el sabroso oficio / del dulce mirar GóngoraWie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen! Günter Eich

sábado, 31 de diciembre de 2011

Circle (Miles Davis Quintet)


Miles Davis con su segundo gran quinteto, en The Complete Studio Recordings Of The Miles Davis Quintet - 1965 -1968 - Disc 1. Para despedir el año.





Del excelente Jazzblog



El ciclista (Mario Sironi)



El ciclista es una obra de 1916 del pintor italiano Mario Sironi.



Tres soles y libros ardiendo - 1493


Tres soles y libros ardiendo. Grabado en madera de Michael Wolgemut y Wilhelm Pleydenwurff, Alemania, 1493.

(Visto en la galería de Kinzertorium)


Mano que vuela (Carlos Nejar)

Fotografía de Olivier Rüegsegger


MANO QUE VUELA

La poesía
no se aprieta
en la mano
como un pájaro
enfermo.

La poesía es la mano
que vuela
con el pájaro.


Carlos Nejar


Traducido por El transcriptor

Leído en Rua das Pretas.


MÃO QUE VOA

Poesia
não se aperta
na mão
como um pássaro
doente.

Poesia é a mão
que voa
com o pássaro.



A Idade da Eternidade
- Poesia reunida
IN-CM (2001)


75º aniversario de la muerte de Unamuno


Las palabras transcritas más abajo fueron pronunciadas por Miguel de Unamuno en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936, del cual se le ve saliendo tras la airada reacción de los presentes. Si bien en un primer momento Unamuno apoyó al bando rebelde, acabó desengañado ante el cariz que tomó la represión en Salamanca, que acabó afectando a varios amigos suyos. Murió el 31 de diciembre de ese mismo año.

"Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha.Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho."

Miguel de Unamuno en la Wikipedia


Las tres estrofas finales del poema titulado Salamanca, que comienza "Alto soto de torres..."

Oh, Salamanca, entre tus piedras de oro
aprendieron a amar los estudiantes
mientras los campos que te ciñen daban
jugosos frutos.

Del corazón en las honduras guardo
tu alma robusta; cuando yo me muera
guarda, dorada Salamanca mía,
tú mi recuerdo.

Y cuando el sol al acostarse encienda
el oro secular que te recama,
con tu lenguaje, de lo eterno heraldo,
di tú que he sido.


Fotografía de Raúl Hernández González


viernes, 30 de diciembre de 2011

Una acuarela de Egon Schiele (1914)



(Visto en la galería de keredrose)


Una cita de Imogen Cunningham

Woman in Sorrow (Gerrie von Pribosic Gutmann), 1964, foto de Imogen Cunnigham


La fotografía es para mí tan maravillosa como si no hubiera visto nunca una foto. Dejémoslo así.

Imogen Cunningham


Photography is as wonderful to me today as it would be if I had never before seen a photograph. Let's it so.





Una voce poco fa - Callas, 1959




"Excepcional documento que recoge el debut en París de 'La Divina', un lluvioso viernes 19 de Diciembre de 1958. Tiene lugar en el Palais Garnier de París, posteriormente Théâtre National de l'Opéra, con motivo de una gala benéfica. Asiste el Presidente de la República francesa, René Coty, y entre el público se pueden ver personajes como Charles Chaplin, Juliette Gréco ó Brigitte Bardot. Como luego se dijo, fué 'La Grande Nuit de l'Opéra'. La entrada de María Callas en escena (bellamente vestida de rojo carmesí, cabellos recogidos, pendientes y gargantilla de diamantes) es deslumbrante. Tras Bellini y Verdi, le llega el turno a Rossini. De 'Il barbiere di Siviglia', el aria 'Una voce poco fa'."


Una voce poco fa
Qui nel cor mi risuonò;
Il mio cor ferito è già,
E Lindor fu che il piagò.
Sì, lindoro mio sarà;
Lo giurai, la vincerò.
Il tutor ricuserà,
Io l'ingegno aguzzerò.
Alla fin s'accheterà
E contenta io resterò.
Sì, lindoro mio sarà;
Lo giurai, la vincerò.
Io sono docile,
Son rispettosa,
Sono obbediente,
Dolce, amorosa;
Mi lascio reggere,
Mi fo guidar.
Ma se mi toccano
Dov'è il mio debole
Sarò una vipera
E cento trappole
Prima di cedere
Farò giocar.


Una cita de E.T.A. Hoffmann



La música empieza donde se acaba el lenguaje.

E.T.A. Hoffmann (1776-1882)


Wo die Sprache aufhört, fängt die Musik an.


Leida aquí



jueves, 29 de diciembre de 2011

Lee Remick entre abedules







Retrato de la periodista Sylvia von Harden (Otto Dix)



Retrato de la periodista Sylvia von Harden (1926), obra de Otto Dix.



That's Amore (Dean Martin)



Para compensar la desolación de la anterior entrada, con el poema Congreso internacional del miedo, del poeta brasileño Drummond de Andrade, la contagiosa alegría de That's Amore, cantada por Dino Paul Crocetti, Dean Martin. Que no se diga.


THAT'S AMORE

(In Napoli where love is King, when boy meets girl, here's what they say)

When the moon hits your eye like a big-a pizza pie
That's amore
When the world seems to shine like you've had too much wine
That's amore

Bells'll ring ting-a-ling-a-ling, ting-a-ling-a-ling
And you'll sing "Vita bella"
Hearts'll play tippi-tippi-tay, tippi-tippi-tay
Like a gay tarantella

When the stars make you drool joost-a like pasta fazool
That's amore
When you dance down the street with a cloud at your feet, you're in love
When you walk in a dream but you know you're not dreamin', signore
'scusa me, but you see, back in old Napoli, that's amore

(When the moon hits your eye like a big-a pizza pie, that's amore)
That's amore
(When the world seems to shine like you've had too much wine, that's amore)
That's amore

Bells will ring
ting-a-ling-a-ling
ting-a-ling-a-ling
And you'll sing "Vita bella"
Vita bell-vita bella
Hearts will play
tippi-tippi-tay, tippi-tippi-tay
Like a gay tarantella
Lucky fella

When the stars make you drool just like pasta fazool
That's amore (that's amore)
When you dance down the street with a cloud at your feet, you're in love
When you walk in a dream but you know you're not dreaming, signore
'scusa me, but you see, back in old Napoli, that's amore

Amore
That's amore




Congreso internacional del miedo (Carlos Drummond de Andrade)




CONGRESO INTERNACIONAL DEL MEDO

Provisionalmente no cantaremos al amor,
que se refugió más abajo de los subterráneos.
Cantaremos al miedo, que esteriliza los abrazos,
no cantaremos al odio, porque este no existe,
existe sólo el miedo, nuestro padre y nuestro compañero,
el miedo grande de los sertones, de los mares, de los desiertos,
el miedo de los soldados, el miedo de las madres, el miedo de las iglesias,
cantaremos al miedo de los dictadores, al miedo de los demócratas,
cantaremos al miedo de la muerte y al miedo de después de la muerte.
Después moriremos de miedo
y sobre nuestras tumbas nacerán flores amarillas y medrosas.

Carlos Drummond de Andrade


De su libro Sentimento do Mundo (1940).  Poema traducido por El transcriptor


Nota. Sobre la palabra sertón (en portugués sertão)



CONGRESSO INTERNACIONAL DO MEDO

Provisoriamente não cantaremos o amor,
que se refugiou mais abaixo dos subterrâneos.
Cantaremos o medo, que estereliza os abraços,
não cantaremos o ódio, porque este não existe,
existe apenas o medo, nosso pai e nosso companheiro,
o medo grande dos sertões, dos mares, dos desertos,
o medo dos soldados, o medo das mães, o medo das igrejas,
cantaremos o medo dos ditadores, o medo dos democratas,
cantaremos o medo da morte e o medo de depois da morte.
Depois morreremos de medo
e sobre nossos túmulos nascerão flores amarelas e medrosas.





miércoles, 28 de diciembre de 2011

Una foto de Martina Woll



Un retrato de la fotógrafa alemana Martina Woll.




Canción 5 (José Mateos)

Fotografía de Usbaldo Ochoa


CANCIÓN 5
(Diálogo en la oscuridad)

Todavía algunas noches,
padre mío, me despiertas
y me preguntas, temblando,
como a través de la niebla,
si ha de venir algún día
para ti la primavera.

–¿Es que no sabes que has muerto,
que donde estás no florece,
cuando es abril, la semilla,
aunque en el campo la entierres?

Y contestas: –Hijo mío, ¿cómo
me hablas estando yo ausente?
¿A quién de los dos, entonces,
está engañando la muerte?

José Mateos

De su libro Canciones, Pre-Textos, 2000


martes, 27 de diciembre de 2011

Marlene y su hija





Fotografías de Marlene Dietrich y su hija, Maria Dietrich Riva, realizadas por Horst P. Horst el 4 de diciembre de 1947.



(Vistas en Alice Japan y June Allyson - Flickr)



Marlene







Una Marlene de 1932


Marlene Dietrich nació en Berlín el 27 de diciembre de 1901.


(Fotografías de Music 2 My Ears y Pictosh - Flickr)



lunes, 26 de diciembre de 2011

Una foto de Ana Gentili



Desde Argentina, una fotografía de Ana Gentili.



Cajón Desastre (Carlos Contreras Elvira)

Fotografía de *Juliabe




Cajón Desastre

Eres tú, en la sastrería familiar

La elegancia de Sebastián va y viene
de un lado a otro, ladeando el cuerpo
según dita el dolor de su cojera,
mientras su hija atiende los mandados
apremiantes de los consumidores.

Ves cajas de botones, alfileres,
bobinas de hilo lloviendo su color
a las prendas que cosen las mujeres
y a tu abuelo tomando las medidas
a una muchacha muerta que no supo
que la vida se mide como un traje.

De haber nacido entonces
le hubieras conocido, no sabrías
que él debía ser el próximo cadáver
con el pie grangrenado de un balazo
que le rebotó en una barricada
cuando la guerra había terminado.

Pero no es así y ahora le estás viendo
con su metro amarillo sobre el cuello
tomando las medidas muy despacio
mientras fuma con gesto reflexivo,
como si la muchacha le hubiera susurrado
que la vida es precisamente eso:
querer calcular sólo con un metro
la anchura inabarcable del desastre.

Carlos Contreras Elvira

De su libro El eco anticipado, Pre-Textos, Poesía, 2010


Agradezco al blog amigo Lavorare Stanca el conocimiento de este poeta. En ese blog se publican básicamente textos en portugués, y de vez en cuando, podemos encontrar versos en español. Un saludo.




domingo, 25 de diciembre de 2011

I wonder as I wander (Luciano Berio)




I wonder as I wander es una canción tradicional de Estados Unidos arreglada por el compositor italiano Luciano Berio y perteneciente a su obra Folk Songs.

Interpreta la mezzosoprano Catyy Berberian


I WONDER AS I WANDER
I wonder as I wander out under the sky
How Jesus the Saviour did come for to die
For poor on'ry people like you and like I;
I wonder as I wander out under the sky

When Mary birthed Jesus 'twas in a cow's stall
With wise men and farmers and shepherds and all
But high from God's heaven, a star's light did fall
And the promise of ages it then did recall.

If Jesus had wanted for any wee thing
A star in the sky or a bird on the wing
Or all of God's Angels in heaven to sing
He surely could have it, 'cause he was the King

I wonder as I wander out under the sky
How Jesus the Saviour did come for to die
For poor on'ry people like you and like I;
I wonder as I wander out under the sky










sábado, 24 de diciembre de 2011

viernes, 23 de diciembre de 2011

Dos retratos de Ghirlandaio


En el Museu Calouste Gulbenkian de Lisboa podemos admirar este retrato pintado por Domenico Ghirlandaio.


Genmalgalerie, Berlín



Vivere (Luciano Pavarotti)



Dirigida por Henry Mancini y cantada por el tenor Luciano Pavarotti, Vivere, canción compuesta por Cesare Andrea Bixio (1896-1978). Un po' d'allegria...

VIVERE

Oggi che magnifica giornata
Che giornata di felicità
La mia bella donna se n'è andata
M'ha lasciato al fine in libertà
Son padrone ancor della mia vita
E goder la voglio sempre più
Ella m'ha giurato nel partir
Che non sarebbe ritornata mai più

Vivere senza malinconia
Vivere senza più gelosia
Senza rimpianti
Senza mai più conoscere cos'è l'amore
Cogliere il più bel fiore
Goder la vita e far tacere il cuore

Ridere sempre così giocondo
Ridere delle follie del mondo
Vivere finché c'è gioventù
Perché la vita è bella
La voglio vivere sempre più

Spesso la commedia dell'amore
La tua donna recitar ti fa
Tu diventi allora il primo attore
E ripeti quello che vorrà
Sul terzo atto scende già la tela
Finalmente torna la realtà
Questa è la commedia dell'amor
Che in una farsa trasformata sarà.

Vivere pur se al cuore
Ritorna un attimo di nostalgia
Io non ho più rancore
Ringrazio chi me l'ha portata via.



In questi giorni, e sempre, auguri per gli amici del Gruppo Kalaris




jueves, 22 de diciembre de 2011

Chavita



Bien preparada para el frío...


I Want to Talk about You (John Coltrane)



"I Want to Talk about You" es un tema de Billy Eckstine por el que John Coltrane sentía debilidad. Esta grabación pertenece al álbum Soultrane (1958) Acompañan al músico de Filadelfia, Red Garland al piano, Paul Chambers al bajo y Art Taylor a la batería.








Una cita de Lawrence Ferlinghetti



Foto/texto de Luis, visto en su blog Escomberoides


.

Recuerdos (Wisława Szymborska)

Fotografía de Johnny Driftwood


RECUERDOS

Estábamos charlando
y callamos de repente.
Había aparecido en la terraza una muchacha
¡qué belleza!,
demasiado bella
como para nuestra tranquila estancia allí.

Bárbara miró apresurada a su marido,
Cristina puso la mano instintivamente
sobre la mano de Zbyszek.
Yo pensé –te diré– no vengas,
acaban de anunciar varios días de lluvia.

Sólo Agniezska, viuda,
saludó a la bella con una sonrisa.

Wisława Szymborska

(Traducción de A.M.)

De su libro Instante [2002]. Traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano. Ediciones Ígitur, 4ª edición, 2011.


miércoles, 21 de diciembre de 2011

Dos Malevich de 1933

Retrato de la mujer del artista, N.A. Malevich (1933)

Autorretrato (1933), de Kazimir Malevich


(Vistos en Ras  Marley - Flickr)

martes, 20 de diciembre de 2011

"Lo que descubrí..." (Yannis Ritsos)

Joven sentado (1951), de Andreas Vourloumis (aquí)


Lo que descubrí
y te enseñé
no lo viste
lo perdí
no existe.
Sólo un mechón de cabellos en la almohada
una mancha del propio calor en el aire
No tengo dónde esconderme.

Yannis Ritsos



(Leído en el blog Todos cuantos vagan)


lunes, 19 de diciembre de 2011

Un verso de Manoel de Barros


El poeta brasileño Manoel de Barros cumple hoy 95 años. Este verso es de su O Livro das Ignorãças (1994):


Poesía es volar fuera del ala.


Poesia é voar fora da asa.



Una foto de Jody Rogac



Un hermoso retrato de la fotógrafa Jody Rogac.



domingo, 18 de diciembre de 2011

'Adeus, Cesária, desta vez definitivo'

Fotografía de Syntorama


Esta vez el adiós es definitivo. La legendaria cantante caboverdiana Cesária Évora falleció ayer en su ciudad natal de Mindelo, en la isla de São Vicente. Seguiremos escuchándola y recordándola.

SOMBRAS DI DISTINO

Parti pa terra longe
Foi sempre nha ilusão
E ali ja'me está
Di sorriso falso
Margurado e triste
Ta vagá di mar em mar
Ta corrê di vento em vento
Em busca di um futuro
Entre sombras di distino

Nha vida ê zig-zagueante
Sina di um fidjo caboverdeano
Num paz inconstante
Cma distino di um cigano
Um'ta vivê tormentado
Num mundo cheio di malade
Nha sorte é dori magoado
Na um silêncio di sodade


(Nota. Cesária Évora canta en la lengua de su país, el criollo caboverdiano)

Carlos Galilea escribe en El País.

Morreu Cesária Évora, a diva que levou Cabo Verde ao mundo, noticia en el diario portugués Público.




sábado, 17 de diciembre de 2011

Una foto de Toni Frissell + Bill Evans



Una fotografía de Toni Frissell, Weeki Wachee spring, Florida, 1947.

Fue publicada por primera vez en la revista Harper's Bazaar (Diciembre, 1947), y posteriormente en Sports Illustrated  (1955), y ha sido utilizada desde entonces en  varias portadas de discos (Fuente: Trials and errors).

Un ejemplo, Undercurrent (1962), disco del pianista de jazz Bill Evans, al que acompaña el guitarrista Jim Hall. Absolutamente recomendable. A él pertenece el tema "Dream Gypsy"











viernes, 16 de diciembre de 2011

'Gruppo di famiglia in un interno' (Visconti)



Se titula Confidencias en español y en la versión original italiana, Gruppo di famiglia in un interno (1974). El guión fue escrito por Suso Cecchi D'Amico, Enrico Medioli y Luchino Visconti, su director.

Reparto: Burt Lancaster, Silvana Mangano, Helmut Berger, Claudia Marsani, Stefano Patrizi, Elvira Cortese, Dominique Sanda, Claudia Cardinale.

Hoy, que hace 22 años que Silvana Mangano murió en Madrid, la vemos y escuchamos en una de las mejores películas de Visconti; en su propia voz. Soberbia Silvana.






Silvana Mangano - 1958


La actriz Silvana Mangano en un descanso del rodaje de la película La tempestad (La tempesta, 1958), de Alberto Lattuada, fotografiada por Gjon Mili.

(Vista en skorver1 - Flickr)


La actriz italiana falleció en Madrid el 16 de diciembre de 1989.




De una novela de José Eduardo Agualusa

Isabel de los ojos verdes (Fotografía de  Anabel Lia)


Las mujeres hermosas se enfadan con las cosas que no pueden ser, los prodigios, los mundos de Escher, porque para ellas casi todo es posible. Una mujer muy hermosa es un desvarío cruel de la naturaleza. No hay peor injuria para una mujer normal que la comparación con la belleza ajena, en especial si no es posible ponerle una sola pega. En cuanto al hombre corriente, ¿qué puede ser más perturbador que la fragancia de un alto cuello que pasa, pero no se detiene, de una estrecha cintura que él nunca enlazará, del brillo rojo y saludable de unos labios que jamás se posarán en los suyos? Las mujeres muy hermosas desorganizan los sistemas sociales. Soy un viejo anarquista. Aprendí hace mucho que una mujer hermosa no se distingue de una bomba -en mis tiempos, además, eran sinónimos- salvo por la naturaleza del impacto.

José Eduardo Agualusa

Fragmento traducido por El transcriptor de su libro Milagrário pessoal,  D. Quixote, Lisboa 2010.


jueves, 15 de diciembre de 2011

Unos versos de D.H. Lawrence

Fotografía de Zimbragos


Unos versos de un poema de D.H. Lawrence titulado Figs:


The fig is a very secretive fruit.
As you see it standing growing, you feel at once it is symbolic:
And it seems male.
But when you come to know it better, you agree with the Romans, it is female.


Un autorretrato a lápiz de Van Gogh




(Visto en la galería de Photo Tractatus - Flickr)



miércoles, 14 de diciembre de 2011

"We'll always have Paris"


Rick: If that plane leaves the ground and you're not with him, you'll regret it. Maybe not today, maybe not tomorrow, but soon and for the rest of your life.

Ilsa: But what about us?

Rick: We'll always have Paris. We didn't have it before...we'd...we'd lost it until you came to Casablanca. We got it back last night.



El corazón de las tinieblas (Joseph Conrad)

 Marlon Brando en Apocalypse Now,  cuyo guión
está basado en la novela de Conrad


El Nellie, un bergantín de considerable tonelaje, se inclinó hacia el ancla sin una sola vibración de las velas y permaneció inmóvil. El flujo de la marea había terminado, casi no soplaba viento y, como había que seguir río abajo, lo único que quedaba por hacer era detenerse y esperar el cambio de la marea.

El estuario del Támesis se prolongaba frente a nosotros como el comienzo de un interminable camino de agua. A lo lejos el cielo y el mar se unían sin ninguna interferencia, y en el espacio luminoso las velas curtidas de los navíos que subían con la marea parecían racimos encendidos de lonas agudamente triangulares, en los que resplandecían las botavaras barnizadas. La bruma que se extendía por las  orillas del río se deslizaba hacia el mar y allí se desvanecía suavemente. La  oscuridad se cernía sobre Gravesend, y más lejos aún, parecía condensarse en una lúgubre capa que envolvía la ciudad más grande y poderosa del universo.

Existía entre nosotros, como ya lo he dicho en alguna otra parte, el vínculo del mar. Además de mantener nuestros corazones unidos durante largos periodos de  separación, tenía la fuerza de hacernos tolerantes ante las experiencias personales, y aun ante las convicciones de cada uno. El abogado el mejor de los viejos  camaradas tenía, debido a sus muchos años y virtudes, el único almohadón de la cubierta y estaba tendido sobre una manta de viaje. El contable había sacado la caja de dominó y construía formas arquitectónicas con las fichas. Marlow, sentado a babor con las piernas cruzadas, apoyaba la espalda en el palo de mesana. Tenía las mejillas hundidas, la tez amarillenta, la espalda erguida, el aspecto ascético; con los brazos caídos, vueltas las manos hacia afuera, parecía un ídolo. El director, satisfecho de que el ancla hubiese agarrado bien, se dirigió hacia nosotros y tomó asiento. Cambiamos unas cuantas palabras perezosamente. Luego se hizo el silencio a bordo del yate. Por una u otra razón no comenzábamos nuestro juego de dominó. Nos sentíamos meditabundos, dispuestos sólo a una plácida meditación. El día terminaba en una serenidad de tranquilo y exquisito fulgor. El agua brillaba pacíficamente; el cielo, despejado, era una inmensidad benigna de pura luz; la niebla misma, sobre los pantanos de Essex, era como una gasa radiante colgada de las colinas, cubiertas de bosques, que envolvía las orillas bajas en pliegues diáfanos. Sólo las brumas del oeste, extendidas sobre las regiones superiores, se volvían a cada minuto más sombrías, como si las irritara la proximidad del sol.

Y por fin, en un imperceptible y elíptico crepúsculo, el sol descendió, y de un blanco ardiente pasó a un rojo desvanecido, sin rayos y sin luz, dispuesto a desaparecer súbitamente, herido de muerte por el contacto con aquellas tinieblas que cubrían a una multitud de hombres.

Joseph Conrad


De El corazón de las tinieblas, publicado originalmente por entregas en 1899, y en forma de libro en 1902.



martes, 13 de diciembre de 2011

Otra foto de Sally Mann



Una obra de la fotógrafa norteamericana Sally MannSin título (Sherry y su abuela). 1983/85.


(Vista en ArtWork)





Página dedicada a C. E. de Ory más unos versos suyos


En el blog Rua das Pretas, hemos encontrado esta página dedicada a nuestro querido poeta Carlos Edmundo de Ory (1923-2010) dirigida por Jaume Pont Ibáñez, de la Universidad de Lérida:



Cómo cantaba mayo... acompaña esta sugerencia con unos versos del poeta gaditano:


DIJO ESTO EL POETA

Los dedos del amor ya pisotean
Y en seguida deliran
Te quiero hiero y es el mundo tu
rostro de palomar
Reina mía: las manos
de un paje pasajero
te tocan y se van
Te toco desde el cetro hasta la cicatriz
lleno de tacto y de talento lento
Y te venero con besos de veneno
Soberana anacarada
Preciosa esposa oye
Óyeme con mi idioma de poema



lunes, 12 de diciembre de 2011

El pasado según Ambrose Bierce



Pasado, s. Pequeña fracción de la eternidad de la que tenemos un leve y lamentable conocimiento. Una línea móvil llamada Presente lo separa de un período imaginario llamado Futuro. Estas dos grandes porciones de la Eternidad una de las cuales borra continuamente a la otra, son eternamente distintas. Una está oscurecida por la pena y el desengaño, la otra iluminada por la prosperidad y la alegría. El Pasado es la región de los sollozos, el Futuro, el reino del canto. En uno se acurruca la Memoria, vestida con un sayal, la cabeza cubierta de ceniza, musitando plegarias penitenciales; en la luz solar del otro vuela la Esperanza llamándonos a los templos del éxito y los pabellones del placer. Sin embargo, el Pasado es el Futuro de ayer, el Futuro es el Pasado de mañana. Son una misma cosa: el conocimiento y el sueño.

Ambrose Bierce

De su Diccionario del Diablo (1911)